¿Qué es el virus “Troyano”?

0 comentarios Etiquetas:$ s

Comenzaremos por el principio, ¿Qué es un TROYANO?

En la informática, se denomina así a un tipo de virus malicioso que se presenta en una Pc como un programa aparentemente inofensivo, sin embargo, al ejecutarlo le brinda a un atacante acceso remoto al equipo infectado y pueden eliminar ficheros o destruir la información del disco duro. Además, son capaces de capturar y reenviar datos confidenciales a una dirección externa o abrir puertos de comunicaciones, permitiendo que un posible intruso controle nuestro ordenador de forma remota.


¿Qué diferencia hay entre un troyano y cualquier otro virus?

La diferencia fundamental entre un troyano y un virus consiste en su finalidad. Para que un programa sea un “troyano” solo tiene que acceder y controlar la máquina anfitriona sin ser advertido, normalmente bajo una apariencia inocua. Al contrario que un virus, que es un huésped destructivo, el troyano no necesariamente provoca daños, porque no es ese su objetivo.

Los principales propósitos 

Los troyanos están diseñados para permitir a un individuo el acceso remoto a un sistema (A tu computadora). Una vez ejecutado el troyano, el individuo puede acceder al sistema de forma remota y realizar diferentes acciones sin necesitar TU permiso. Las acciones que el individuo puede realizar en el equipo remoto, dependen de los privilegios que tenga el usuario en el ordenador remoto y de las características del troyano

Algunas de las operaciones que se pueden llevar a cabo en el ordenador remoto son:

  • Utilizar la máquina como parte de una botnet (por ejemplo para realizar ataques de denegación de servicio o envío de spam).
  • Instalación de otros programas (incluyendo otros maliciosos).
  • Robo de información personal: información bancaria, contraseñas, códigos de seguridad…
  • Borrado, modificación o transferencia de archivos (descarga o subida).
  • Apagar o reiniciar el equipo.
  • Realizar capturas de pantalla.
  • Ocupar el espacio libre del disco duro con archivos inútiles.
  • Miscelánea (acciones “graciosas” tales como expulsar la unidad de CD, cambiar la apariencia del sistema, etc.)
  • Sacar fotos por la webcam si tiene.
  • Borrar el disco

Hoy en día, dada la popularidad de los sistemas para dispositivos móviles y tabletas, especialmente aquellos con menor control en su marketplace de aplicaciones (como Android) son foco de creciente interés para los desarrolladores de este tipo de malware.

En el caso de estos dispositivos, las acciones que un atacante puede llegar a realizar son similares a las anteriores pero dada la naturaleza del dispositivo, el abanico de opciones se amplía. Algunos ejemplos son:

  • Captura de mensajes de texto entrantes y salientes.
  • Captura del registro de llamadas.
  • Habilidad para acceder (consultar, eliminar y modificar) la agenda de contactos.
  • Habilidad para efectuar llamadas y enviar SMS.
  • Conocimiento de la posición geográfica del dispositivo mediante GPS

 Formas de infectarse con troyanos

La mayoría de infecciones con troyanos ocurren cuando se ejecuta un programa infectado con un troyano. Estos programas pueden ser de cualquier tipo, desde instaladores hasta presentaciones de fotos. Al ejecutar el programa, este se muestra y realiza las tareas de forma normal, pero en un segundo plano y al mismo tiempo se instala el troyano. El proceso de infección no es visible para el usuario ya que no se muestran ventanas ni alertas de ningún tipo, por lo que evitar la infección de un troyano es difícil.

Algunas de las formas más comunes de infección son:

  • Descarga de programas de redes P2P.
  • Páginas web que contienen contenido ejecutable (por ejemplo controles ActiveX o aplicaciones Java).
  • Exploits para aplicaciones no actualizadas (navegadores, reproductores multimedia, clientes de mensajería instantánea).
  • Ingeniería social (por ejemplo un cracker manda directamente el troyano a la víctima a través de la mensajería instantánea).
  • Archivos adjuntos en correos electrónicos y archivos enviados por mensajería instantánea.
  • Conectar a su equipo un dispositivo externo infectado.
  • Actualizar software de su equipo.
  • No tener ningún tipo de software de protección

Debido a que cualquier programa puede realizar acciones maliciosas en un ordenador, hay que ser cuidadoso a la hora de ejecutarlos.

Algunos buenos consejos para evitar infecciones:

  • Disponer de un programa antivirus actualizado regularmente para estar protegido contra las últimas amenazas.
  • Disponer de un firewall correctamente configurado. Algunos antivirus lo traen integrado.
  • Tener instalados los últimos parches y actualizaciones de seguridad del sistema operativo.
  • Descargar los programas siempre de las páginas web oficiales o de páginas web de confianza.
  • No abrir los datos adjuntos de un correo electrónico si no conoces al remitente.
  • Evitar la descarga de software de redes p2p.

 

Algunas señales de que nuestra computadora está infectada 

  • Pantalla o ventanas con mensajes poco usuales.
  • Sin justificación aparecen, desaparecen y se modifican archivos.
  • Comportamientos poco habituales en el funcionamiento de la computadora, como: modificaciones en el escritorio, refrescadores de pantalla, la unidad de CD-DVD, intercambio de las funciones de los botones del ratón, alteración del volumen del reproductor de sonido.
  • Se activan o desactivan ventanas en la pantalla.
  • Presencia de ficheros .TXT o sin extensión en el disco duro, preferiblemente en C:\.
  • Lentitud en el Sistema Operativo, bloqueos continuos o se reinicia el sistema sin que se conozcan las causas, programas que inesperadamente comienzan su ejecución o la concluyen.
  • El navegador de Internet accede por sí solo a determinados sitios.
  • El navegador de Internet o el cliente de correo no reconoce nombre y contraseña o indica que ya está siendo utilizado.

 


Eliminación de troyanos

Una de las principales características de los troyanos es que no son visibles para el usuario. Un troyano puede estar ejecutándose en un ordenador durante meses sin que el usuario lo perciba. Esto hace muy difícil su detección y eliminación de forma manual. Algunos patrones para identificarlos son: un programa desconocido se ejecuta al iniciar el ordenador, se crean o borran archivos de forma automática, el ordenador funciona más lento de lo normal, errores en el sistema operativo.

Por otro lado los programas antivirus están diseñados para eliminar todo tipo de software malicioso, además de eliminarlos también previenen de nuevas infecciones actuando antes de que el sistema resulte infectado. Es muy recomendable tener siempre un antivirus instalado en el equipo y a ser posible también un firewall.


logo-com-copia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.