Qué son los discos rígidos externos

Los discos rígidos son productos de almacenamiento de datos e información, en este caso, cuentan con la gran ventaja de ser unidades portátiles, potentes memorias extraibles.


Independientes a la PC ya que se conectan por medio de un cable USB, favoreciendo que puedan llevarse a donde se quiera, conectarlo a cualquier ordenador y disponer de todos sus datos. La información almacenada puede ser transportarla y compartida con otros dispositivos.

Habitualmente se utilizan para hacer copias de seguridad del disco duro interno o almacenar archivos para reproducirlos en otros dispositivos como películas o música. También son útiles para añadir capacidad adicional de almacenamiento a un computadora.

Suelen conectarse a los dispositivos mediante conexión USB ya que es el estándar más frecuentemente aceptado por la mayoría de las PCs, tablets y celulares actuales.

Consecuentemente los discos externos envían los datos en distintas velocidades de trasferencia:

  • USB 2.0: Presenta una velocidad máxima de transferencia de datos de 60 MB/segundo.
  • USB 3.0: Proporciona velocidades de transferencia de 300 MB/segundo por lo que permite aprovechar al máximo la velocidad de la mayoría de discos duros.

Principales beneficios

El disco duro externo es de una ayuda fundamental para cuando creamos una copia de seguridad de los datos y archivos que tenemos almacenados en la PC, que de no existir el disco externo tendríamos que confiar en CDs y DVDs, cuyo costo y cantidad pueden ser elevados dependiendo de la cantidad de información que tendríamos que almacenar en ellos.

Otro punto en el cual los discos externos nos pueden ser útiles es en el tema de la privacidad, ya que podremos almacenar en el dispositivo toda clase de archivos sensibles o confidenciales, desconectarlo y llevarlo con nosotros para guardarlo en un lugar seguro.

Otro punto a favor es que no requieren ser instalados, es decir que sólo basta con enchufarlos para que inmediatamente podamos utilizarlo, independientemente de la plataforma o sistema operativo que estemos utilizando.

El espacio de almacenamiento del disco duro interno de una computadora se puede acabar luego de usarlo por un tiempo. El disco duro externo puede agregar espacio de almacenamiento sin problema.

Compatibilidad con PS4 

Si tu PS4 no tiene suficiente espacio libre en la unidad de disco duro para instalar un juego, puedes usar una unidad de disco duro externo USB para añadir más espacio de almacenamiento. Debe ser de tipo 3.0 desde 250gb hasta 8tb.

Puedes descargar juegos y complementos directamente de PlayStation℠Store al almacenamiento ampliado y mover juegos desde el almacenamiento de tu sistema PS4 a tu unidad de disco duro.

Calculadora de capacidad para CCTV

Las principales marcas de discos duros son Western Digital, Seagate y Toshiba. Son sin duda las que ofrecen la mayor relación calidad-precio en estos dispositivos y las que deberías valorar en primer lugar, puesto que es muy importante que la información contenida en un disco duro externo esté lo más segura posible.

En general, los dispositivos de Western Digital se caracterizan por su robustez y velocidad. En particular esta marca ha desarrollado una calculadora de almacenamiento necesario para instalaciones de cámaras de seguridad, muy útil y sencilla, que te indicará cuantos GB necesitarás para grabar un determinado tiempo en base a la cantidad de cámaras que tengas instaladas y a la resolución deseada. Puedes consultarlo aquí: CALCULADORA DE WESTERN DIGITAL

Cómo conectar un segundo monitor a tu pc

Dependiendo de los puertos de tu equipo, placa y monitor, y prácticamente sin importar el sistema operativo que uses dado a que es un procedimiento de «plug and play» (únicamente hay que conectar), puedes usar un cable VGA o HDMI o algún adaptador para DVI para utilizar un segundo monitor a tu gabinete.

Lo ideal es que sean dos monitores similares en tamaño. Ese dependerá de tus necesidades: podemos partir de un monitor de 20 pulgadas hasta uno de 27 pulgadas de tamaño. Si eres diseñador, cuanto más grande, mejor.


WINDOWS 10

  1. Asegúrate de que los cables estén debidamente conectados a los nuevos monitores. Tu PC debe detectarlos automáticamente y mostrar tu escritorio.
  2. Haz clic con el botón derecho en el escritorio, en cualquier pantalla y elige Configuración de pantalla. Desplázate hasta Varias pantallas, haz clic en el menú desplegable y elije la configuración de la pantalla.
  3. Elije una de las opciones de Duplicar escritorio para mostrar lo mismo en varias pantallas. Elige Extender escritorio para ampliar tu superficie de trabajo. 

WINDOWS 7

  1. Examina la computadora en busca de un puerto de vídeo DVI, VGA o HDMI disponible.
  2. Conecta el cable del segundo monitor que coincida con el puerto disponible. En caso de que el puerto que necesites para el segundo monitor esté en uso, tendrás que comprar un adaptador con dos conexiones. Por ejemplo, en caso de que tengas dos monitores DVI y solo un puerto DVI, es posible comprar un adaptador DVI a VGA para poder usar el puerto VGA libre.
  3. Haz clic derecho en cualquier espacio en blanco del escritorio de Windows 7.
  4. Haz clic en «Resolución de pantalla».
  5. Haz clic en la imagen del segundo monitor. 
  6. Modifica como quieras las preferencias de pantalla y selecciona una opción de visión en el menú desplegable «Múltiples pantallas». Por ejemplo, en caso de que quieras que el segundo monitor muestre los mismos datos del primer monitor, selecciona «Duplicar estas pantallas». En caso de que quieras usar completamente ambas pantallas, selecciona «Extender estas pantallas». 
  7. Haz clic en «Aplicar» y selecciona «OK». Ambos monitores estarán listos para usarse. 

DUPLICADOR DE PANTALLA

Una alternativa muy útil es separar la señal en dos salidas de imagen, de hasta 1080 pixels utilizando el standard HDMI, esto se logra através de un Duplicador de Pantalla. Son de instalación rápida y manejo sencillo, conectándose fácilmente. Actúa eficazmente en distancias de hasta 15 metros de transmisión.

HDMI a 2HDMI

VGA a 2 VGA

 

Cómo convertir tu TV Led en Smart TV

Si bien la mayoría de los televisores que se ofrecen actualmente son «inteligentes», muchas personas tienen tecnologías anteriores en LED o LCD sin esta opción o bien, ante la notoria e innecesaria diferencia de precios entre unos y otros (en algunos casos es del 100%), optaron por  no comprar un Smart TV. Hoy te comentamos como utilizar un Convertidor de Smart para disfrutar sus beneficios a un costo realmente menor.


La gran diferencia entre ambos radica en que un tv inteligente puede conectarse a Internet y abre la puerta al uso de servicios streaming como Spotify, Netflix y Youtube directamente desde el televisor. Para quienes hayan elegido la generación anterior, hay varias alternativas, con diverso grado de sofisticación, para sumarle estas funciones.

Hablaremos principalmente de los Smart Box TV, uno de los dispositivos más potentes y versátiles. Son reproductores multimedia basados en la tecnología Android que funcionan de forma independiente, convirtiéndose en la parte “smart” de tu tele.

Una ventaja importante que tienen estos aparatos es que poseen un número importante de puertos. Muchos de ellos, por ejemplo, tienen adicionalmente un conector Ethernet, por lo que es posible usarlos en redes domésticas cableadas para reproducir contenidos locales en alta resolución o disfrutar de conexiones más estables a Internet para reproducir contenidos online sin cortes y a buena velocidad. O simplemente conectar un pendrive con tus vídeos a cualquier puerto USB.

 

En tiendatrade podrás encontrar el diseño TV BOX 4K, que viene con Android 7.1 instalado de serie y por lo tanto total compatibilidad con aplicaciones como HBO, YouTube, Kodi, Facebook, Netflix entre otras. Con un potente QuadCore y 8GB de memoria este diseño es una excelente alternativa para los amantes de series y películas de fin de semana. Cabe mencionar su capacidad de Alta definición de video 4K*2K para disfrutar el mejor contenido.

¡Sumate a la tecnología Android TV!

También te puede interesar:  Guía para elegir el soporte de televisión perfecto para tu hogar

 

Un soporte de televisión ayuda a optimizar el espacio, nos asegura que el televisor esté a la distancia y altura adecuada, lo protege ante posibles caídas, etc. Más allá de sus beneficios, si has decidido que necesitas un soporte para TV, puede ser abrumadora la cantidad que puedes encontrar en el mercado. Para hacerte las cosas un poco más fáciles, en esta mini guía Habitissimo te propone todo sobre los soportes de televisión: desde qué tipos hay hasta cómo elegir el más adecuado para tu hogar.

Tipos de soportes para TV

Fijo
Son el tipo de soportes más comunes. Su función es mantener la televisión fija en la pared. Es decir, tienen el inconveniente de que la televisión quedará en una posición estática siempre. Sin embargo, son los más económicos. Si te decides por este tipo de soporte, debes saber que su instalación es muy sencilla. Elige con cuidado el lugar donde colocarás el soporte ya que no podrás mover el televisor.

Móvil
Los soportes móviles, como su mismo nombre lo indica, dan la posibilidad de mover en ciertos ángulos el televisor para adecuarlo a diferentes posiciones. Hay muchos tipos de soportes móviles y en estos encontramos mucha más versatilidad que en los soportes fijos.
Existen soportes móviles que son “ajustables” levemente, ya que nos permiten inclinar la pantalla de la televisión. Aunque no permiten un amplio rango de movimiento, sí permiten girar la televisión hacia los lados e inclinarla arriba y abajo.

Extensibles
Otros soportes cuentan con un brazo extensible que permite inclinar y girar la televisión en casi cualquier ángulo (algunos permiten ángulos de giro de ¡hasta 180º!). Incluso pueden usarse en paredes laterales, para luego sacar el televisor y girarlo completamente de modo que quede frente a ti. Si bien tienen un precio más elevado, ofrecen una ventaja que en ciertas ocasiones merece la pena pagar.

Consideraciones para elegir el soporte

Tamaño y peso del televisor
Según el peso y las pulgadas que tenga tu TV, necesitarás diferentes soportes, pues algunos soportan más peso que otros. Generalmente los soportes indican el peso máximo que admiten así como los tamaños (en pulgadas) que soportan. Existen una gran variedad de soportes en el mercado, para televisores de todos los tamaños y pesos. Sin duda, es una variable indispensable a considerar para elegir un buen soporte.
Orientación del televisor

Funcionalidad
También deberás valorar, a la hora de elegir un soporte, si necesitas mover, girar o inclinar la pantalla del televisor para verla desde diferentes ángulos. Por ejemplo, si te gusta ver la televisión mientras cocinas o lavas los platos, quizás te convendría tener un soporte con brazo que te permita mover el televisor a la posición que más cómodo te quede mientras realizas diferentes actividades. Si tenés niños, quizás te convendría un soporte que permita inclinar un poco hacia abajo el televisor para que los más pequeños vean los dibujos animados.
Y si sólo ves televisión desde el mismo lugar, quizás la opción perfecta sea un soporte fijo. Deberás considerar esta variable para elegir el soporte perfecto para tu caso particular.

Normas VESA

Se trata de una norma estandarizada que ayuda a instalar los soportes de televisión de manera adecuada. El estándar VESA es un patrón de agujeros que se encuentran en la parte trasera del televisor. Sirve para indicarnos la distancia que existe entre los tornillos que sostendrán el televisor al soporte. Con esta información podremos colocar el soporte en el lugar adecuado y sin errores.
El problema es que no todos los televisores cumplen con este estándar. Sin embargo, no es algo que no tenga solución ya que existen también adaptadores VESA. Estos adaptadores te permitirán colocar el soporte en tu televisión aunque este no cumpla con los estándares VESA. Son bastante económicos, y es la solución perfecta si tu televisor no sigue la norma, pues teniendo los puntos VESA como guía, la instalación del soporte se vuelve mucho más sencilla.

Resumiendo, para elegir el soporte de TV adecuado para tu hogar deberás determinar, en primer lugar, el peso del televisor y su tamaño, ya que a diferentes pesos y tamaños les corresponderán diferentes soportes. En segundo lugar, deberás valorar las necesidades de orientación del televisor, es decir, si lo que necesitas es que el televisor quede fijo o que pueda moverse. Si es el último caso, también deberás determinar cuánto quieres mover el televisor. Por último, de acuerdo a los estándares VESA, deberás considerar las dimensiones del televisor en contraste con las dimensiones del soporte.

¿Y vos con cual soporte te quedás?

Agente en línea